Translate

jueves, 30 de abril de 2015

FELICIDADES MM


Permitidme que hoy me ponga un poco cursi. El pasado martes fue el cumpleaños de MM, es el segundo aquí,  nunca se que regalarle así que hoy gritaré al mundo porque le quiero tanto.
Estoy orgullosa de decir que eres "my husband". Estoy orgullosa del hombre que eres y el padre en el que te has convertido. No te digo lo suficiente cuanto aprecio todo lo que haces por nosotras. Gracias por tu trabajo duro, tu dedicación y paciencia. Eres y serás siempre el amor de mi vida y siempre serás  mi mejor compañía. Y eres todo eso, porque aun me miras de la forma que antes lo hacías, buscas mis labios para recibirme o despedirte con tus besos, no me sueltas las manos para regalarme esa sonrisa tan tuya, y tan escondida entre tu barba.
 Se que vienes cansado del trabajo,  que a penas tienes tiempo para ti y por eso, quiero que sepas, que en la soledad de la casa, mientras cocino, hago las camas, escribo… en cada momento, a cada instante, pienso en ti, porque te quiero muchísimo.
Me derrite el corazón de orgullo ver cómo te esfuerzas por ayudarnos, cómo adaptas tus horarios y tu vida para incluirnos. Eres mi compañero, mi cómplice, mi mejor amigo y el hombre de mi vida. 
Cada vez que te veo siento esa alegría, esa felicidad, esa energía que me dice que eres lo que siempre soñé, que me hace vibrar de felicidad, me hace sentir lo hermosa que puede ser la vida solamente por estar a tu lado.












YOSEMITE PARK

Se me acumula el trabajo, tengo que hacer un par o tres de entradas de estos días. Pero antes que nada contaros que a MH le han vuelto a dar un diploma en la escuela, su padre y yo vamos todo el día babeando, y es que cuando estaba entrando al teatro y la vimos hablando y riendo con sus compañeros de clase, supimos que habíamos hecho bien en aceptar esta aventura. Que lejos quedan los primeros días y aquellas lágrimas de pena. Ya sen entiende perfectamente con sus compañeros pues habla un perfecto americano, se entera de las materias escolares y casi cada fin de semana tiene cosas planeadas con sus amigos. Incluso diría yo que ha madurado mucho y ahora no acepta ciertas cosas que no le gustan de la gente. Estamos súper orgullosos de ella. ¡Ah! por cierto el premio era un reconocimiento al esfuerzo buen trabajo buen compañerismo y en general a la buena integración que ha tenido.
Este domingo pasado fuimos a visitar el parque nacional de Yosemite. Llevábamos mucho tiempo queriendo ir, pero hasta ahora allí nevaba cada semana, bueno este viernes pasado también nevó, pero decidimos que ya era hora. Pues acertamos de lleno, tuvimos un día fantástico, con un clima perfecto. Antes de salir de Modesto encontramos el paso a nivel bajado, para flipar,5 máquinas tiraban de 101 vagones algunos de dos uno encima del otro, 3 máquinas más empujaban todo esto.

Paramos a tomar un café en un pueblecito muy pintoresco, Gold Rush de Groveland, en la carretera 120, a sólo 26 millas de la entrada de puerta de Yosemite. Es como transportarse al viejo  oeste y la fiebre del oro. Los edificios que ves a pie de carretera siguen en pie desde la década de 1850 (durante la fiebre del oro). Ahora sin embargo vive otro tipo de fiebre, la del turismo. Aunque han sabido conservar el clima de antaño. Me encantaría poder pasar allí un par de días y conocer este pequeño pueblo que conserva el sabor de tiempos pasados que tanto hemos visto en las películas.
La entrada al parque como todos los parques nacionales que hemos visitado es de pago, esta vez 30$ por coche valido para toda la semana, es la más cara de momento, pero como os he dicho en otras ocasiones no duele pagarlo, pues las carreteras son muy buenas, las zonas de picnic y barbacoa están muy cuidadas y disponen de baños, papeleras e incluso unas pequeñas cajas metálicas para poder guardar la comida sin
peligro de que se la lleve un oso. Por lo visto hay muchos, nosotros no vimos ninguno pero si vimos ardillas cuervos enormes en incluso nos cruzamos con un pavo silvestre, aprovecho para deciros que existe una ley que da prioridad de paso a los pavos.


Pasarelas para no estropear las hierbas, flores o bichitos.
Nosotros solo podíamos estar un día así que la visita fue rápida, pero deciros que vale la pena visitarla varios días para disfrutar de la naturaleza, puedes ver grandes lagos,sequoias,cataratas, y como no ver al "GRAN CAPITÁN".  

martes, 21 de abril de 2015

SILICON VALEY II

 

Decidí partir la entrada en dos porque en esta segunda entrada quiero hablaros de la visita a la "Winchester Mystery House", en San José. La primera vez que oímos hablar de esta casa fue en una serie llamada "cazadores de fantasmas", y ahora que teníamos la oportunida...

Dicha casa está en San José, en la zona de Silicon Valey. Era casi la hora de comer, pero antes ya que nos pillaba de camino, paramos para hacer una visita. Por supuestísimo totalmente prohibidas las fotos o toma de vídeo, así que os lo cuento: Antes de entrar a dicha casa, se te advierte que no debes de entrar solo, porque si te pierdes, no te aseguran que te puedan encontrar. Winchester House, pertenecía a la familia que fabricaba los famosos rifles Winchester, en concreto a la viuda de William Wirt Winchester, Sarah Winchester.
En un principio era una granja de ocho habitaciones, pero después de la misteriosa muerte de su hija y después de su marido Sarah decide hablar con una médium que le asegura que solo puede salvarse si construye una casa por y para los espíritus, así es como Sarah dedica su tiempo, dinero y vida a construir una casa extraña que estaría en obras durante 38 años con sus días y sus noches, el ruido de martillos y el ir y venir de los constructores era continuo. La casa se iba construyendo según las indicaciones de los espíritus, solo así se puede explicar sus 160 habitaciones, 2000 puertas, 10000 ventanas, 47 escaleras, 52 tragaluces, 2 sótanos, baños falsos... una ventana construida en el interior del piso, escaleras que conducen a ninguna parte, una chimenea que se alza cuatro pisos, puertas que al abrirse sólo dejan ver una pared en blanco, los pilares al revés.  También aparece durante el recorrido una notable obsesión con el número 13: hay 13 baños (al decimotercero se llega subiendo 13 escalones, y cuenta con 13 ventanas), todas las rejillas de desagüe tienen 13 agujeros, muchas ventanas están compuestas por 13 paneles, el pavimento de la entrada está dividido en 13 sectores, y en el dormitorio de Sarah hay un armario con 13 ganchos donde se colgaban 13 vestidos. Los que usaba durante sus sesiones de espiritismo. La lista de otros 13 es larga: 13 cúpulas de cristal, escaleras de 13 escalones, 13 partes en el testamento de la dueña de la casa, que fue firmado 13 veces.(todo esto nos lo cuentan, pues no tienes tanto tiempo...). Nosotros no vimos nada, pero MM estuvo todo el tiempo con el pelo de punta y se la pasó resoplando, jijiji. La verdad es que es muy chula y tiene cantidad de detalles en que fijarse, se hace muy corta la visita, los Jardines igualmente impresionantes y cuidados.

video
Después de descansar un poco visitamos Stanford University. El campus de Stanford  está en medio de un gran parque, en lo que antes fue un rancho,  los edificios de estilo muy californiano: inspirados en la arquitectura de las misiones españolas.  Lo ideal es que te dirijas por el gran paseo que desemboca en la entrada principal: el Palm Drive o Paseo de las Palmeras. Al final del paseo nos encontramos con la archi-conocida entrada principal con su arco, que tantas veces hemos visto en las películas o series. Una vez pasado el arco, hay un patio y al fondo del mismo, está la joya de la corona de Stanford: Memorial Church. Esta iglesia que ocupa el centro del campus. ¿Lo que más me llamó la atención? pues un grupo de jóvenes (que debían ser unos genios) jugando al Quidditch, (para aquellos que no lo sepaís es el juego de pelota y escobas voladoras de Harry Potter). Después de pasear por los jardines decidimos que teníamos bastantes experiencias por un día, así que de vuelta al coche y para casa.

viernes, 17 de abril de 2015

SILICON VALLEY PARTE I

Sin darnos cuenta estamos llegando al final de esta aventura. Así que no queremos perder más tiempo y hemos decido que cada domingo (si el tiempo lo permite) iremos a visitar alguna cosa que nos quede "cerca". Empezamos este Domingo pasado visitando Silicon Valley. En este post hablaré un poco de la historia de este lugar y de la percepción que tuvimos nosotros.

El Silicon Valley está compuesto por una multitud de pequeñas ciudades donde no se nota el paso de una ciudad a otra.  Es como si todo  fuese una sola ciudad. Sin embargo, no es así, y cada una de esas ciudades tiene su personalidad, su ambiente, su arquitectura he incluso podría decir que sus sensaciones y tipo de vida.
 Silicon Valley cuenta con una cultura y un ecosistema único para promover la innovación:
 ‣ El lugar de mayor generación de ideas de negocios en el mundo.
 ‣ Lugar de origen de empresas íconos de tecnología.
 ‣ Plataformas y recursos para emprendedores de todo el mundo. 
‣ La mayor concentración de capital emprendedor (Venture Capital).
 ‣ Talento: emprendedores, ingenieros y científicos de todo el planeta. 
‣ Algunas de las principales Universidades y Centros de Investigación.
 ‣ Entorno legal y laboral apropiado para desarrollo de negocios de rápido crecimiento.
 Dicen que todos esos personajes que parecen medio míticos, allí son el día a día y te los puedes encontrar por la calle en cualquier ocasión. Comentan que es común ver a Zuckerberg (que es conocido por llevar una vida muy sencilla) paseando en bicicleta por Palo Alto y Menlo Park, nosotros no vimos a nadie...
Empezamos por Sunnyvale, es como una gran zona industrial de última generación donde no hay industrias con chimeneas sino edificios de oficinas con grandes y bonitos jardines. Al ser domingo el movimiento de gente era muy escaso como mucho gente curiosa como nosotros.

Sin apenas enterarnos entramos a Mountain View, no sabíamos que allí había un centro de la Nasa, y cundo lo vimos flipamos, intentamos entrar pero no dejan hacer visitas (como en ninguna parte, en algunos sitios ni siquiera dejan hacer fotos desde el exterior...). Pero si vimos lo que nosotros quisimos creer astronautas corriendo, jijiji imaginación al poder.

Mientras preparábamos la salida pudimos leer en muchos sitios que algo muy común en el Silicon Valley, y del cual Facebook y Google son tal vez los mejores ejemplos, es que las empresas procuran dar a sus empleados las mejores condiciones de trabajo posibles. Esto incluye todo tipo de servicios gratuitos, como desayuno, almuerzo o cena, gimnasio, masajes, transporte y hasta lavandería. No podemos decir si es verdad o no, pero paseando por las zonas abiertas puedes ver y respirar muy buen rollo, bicicletas con los colores de: google, linkedin, facebook, etc, cada empresa tiene su color en su bicicleta que pueden usarse libremente, así como sillas y mesas para tomar el sol con un café, grandes jardines con infinidad de esculturas... Como me hubiera gustado entrar en los edificios...





Seguimos conduciendo para entrar a Cupertino, dondo tenemos la  Infinite Loop, sede de Apple. Mientras ibamos en el coche no pudimos dejar de fijarnos en la cantidad de coches electricos y en especial los de la casa Tesla, aunque tenemos que decir que en todos las zonas de parquing había plazas especiales para ellos y que puedan recargarse. Tubimos un gran chasco al ver la tienda de merchandasing cerrada, habíamos leído que muchas cosas solo se pueden comprar allí, y pensamos comprar algunas cosas para regalr a nuestros amigos más fans de la marca, pero será que no....


 
Mientras nos desplazábamos vimos como están separadas las zonas según cartera (nivel económico), a las afueras muy afueras conjunto de apartamentos poco cuidados y estéticamente desagradables, siguen los apartamentos un poco más cuidados, los tipo Melrose Place (una manzana con la piscina en medio), casitas de alquiles tipo unifamiliar, y ya luego casas individuales normalmente de una planta, casi todas con una estructura típica pero podías ver algún tipo más moderno con lineas más puras... En el centro de uno de los pueblos no recuerdo cual hacían un mercadillo de alimentación, (como os podéis imaginar no paramos), pero pude ver que había muchísima gente comprando, y que muchas de las paradas eran de productos orgánicos y mucho hand made, me hubieran encantado dar una vuelta, pero....
También se apreciaba un ambiente más cosmopolita aunque relajado, las calles del centro estaban llenas de lugares para comer o beber en las magnificas terrazas y disfrutar del sol y la temperatura.