Translate

miércoles, 24 de febrero de 2016

COMFORT ZONE / ADVENTURE

Los cambios me dan un subidón de adrenalina similar al de las bajadas de las montañas rusas, y al igual que las montañas rusas es algo que me atrae a la vez que me causa terror.Así es como me enfrento a cualquier cambio en mi vida ya sea tan trascendental como ir a vivir a un nuevo continente como algo tansuperficial que pueda ser una nueva peluquera. Eso es lo que sentí al ir para allá, pero es que cuando fue la hora de volver a casa sentí lo mismo multiplicado por dos, empezaron todos los miedos del mundo, ¿a que escuela irá MH?, ¿Nos habrán contado todo? O por el contrario Nos esperan desagradables novedades?, Encontraré trabajo?, Podremos meter todo un año de nuestra vida en tres maletas?..... y así un sinfín de preguntas.
Las respuestas fueron llegando una a una, y en el orden que iban sucediendo. Sí metimos todo en las maletas que llevábamos más una, la cosa es que nunca nos habían pesado las maletas pequeñas, así que todo lo que pesaba iba en esas maletas, (pesaban lo mismo que las grandes), pues bien, las pesaron,  ya nos veis acomodando las cosas para distribuir,
imposible, así que la siguiente opción fue seleccionar, llenamos tres papeleras con zapatos, libros, toallas, y un sin fin de cosas aunque al final tuvimos que facturar una de las maletas de mano, en fin... todo un espectáculo.
El primer recuerdo que tengo de cuando llegamos a Bcna, es el golpe de calor que sentimos y como uno de los auxiliares de vuelo se rió al darnos la bienvenida, lo cierto es que había olvidado este calor asfixiante, si es cierto que en Modesto las temperaturas eran más altas, pero un calor seco.... Que felicidad subir a un taxi y poder hablar con el conductor y la rabia al volver a pagar autopistas, hay cosas que no cambian...
La entrada en casa mejor de lo esperado, fue unos días de continuas idas ivenidas de gente, llamadas y mensajes de bienvenida. El día a
día es como una gymkana, con diez citas al día creyendo que ibamos a llegar a todas (y no),acabamos juntando grupos y amigos. Pareciamos guiris en nuestra ciudad, visitando todos los lugares con historia, porque: -¡lo hemos echado tanto de menos!... ¿Lo peor? cuando todo el mundo da por sentado que dominas el inglés. ¿La mejor noticia?,
Cuando  MH fue aceptada en su antigua escuela. Tuvimos un mes entero de vacaciones, que gastamos en estar con los amigos y familiares en los mismos sitios de siempre y haciendo las mismas cosas de siempre, y llegó el día en que MM y MH tuvieron que cumplir con sus obligaciones.
Y aquí volvieron mis temores, ¿y yo?, Que voy a hacer yo?, Pues bueno, preparé curriculum y di aviso a mis amigos y conocidos de que volvía al mercado laboral.
Pensé que tendría suerte y que después de navidad habría encontrado algo. Aproveché para leer todos los manuales de lo que se debe hacer y como actuar en las entrevistas de trabajo, así que mi subconsciente hizo todo lo contrario, soy incapaz de contestar lo que se espera, de ser una persona fria y distante o reprimir mi sonrisa....
Sorpresa!en seguida me llamaron de tres empresas para hacer entrevista a la vez que mi amiga Rocio me conseguía otra entrevista. En menos de tres semanas de empezar la búsqueda comencé a trabajar. Parte buena, ¡Que Guayyyy!!!, me encanta mi nuevo trabajo, buen trato y grandes compañeros. Parte mala, nos quedamos sin vacaciones de navidad y he
perdido la libertad los sabados. Pero como me dijo MH: -Mama no te preocupes por los sabados y piensa que ahora todos los días estas más contenta. ¡¡¡¡Es que me la como!!!!!