Translate

jueves, 20 de noviembre de 2014

BUEN ROLLO

Parece que ya tenemos aquí el otoño, sí, ya sé que hace días que llegó oficialmente, pero a lo que el clima se refiere solo hace unos diítas. Así que también ha llegado mi estabilidad emocional, como algunos sabéis cuando llegan los cambios estacionales intermedios (primavera, otoño) mis emociones y equilibrio se vuelven locos, entro en un estado depresivo y lacónico, pero bueno, ya esta, ya parece que me he liberado de ello, y ahora puedo ver las cosas desde otro punto de vista.

Supongo que en el cambio también influye el estado de MH, ya la veo muy bien, tiene amigos en la escuela y en los apartamentos. Como yo pensaba era cosa del idioma, ahora se defiende muy bien, y habla con fluidez, así que los otros niños no tienen que hacer un esfuerzo extra para jugar con ella y están empezando a quererla, también en la escuela los profesores se esfuerzan por que este a gusto y la ayudan en lo que pueden.
MM aunque va agotado y tiene algunos quebraderos de cabeza en el trabajo, pero sabe que cuando llegue a casa nos encontrará de buen humor y felices, así que el principal problema que él tenía (nuestro bienestar) esta arreglado. En lo que se refiere a él, aunque poco a poco también va situándose,
tiene muy claro que no es su sitio, (supongo que tiene que ver con la idea que nos vendieron antes de venir, y que como siempre pasa, no tiene nada que ver con la realidad), además que hace mucho tiempo que no se toma unas vacaciones, tiene lejos a su gente y echa de menos sus pequeñas costumbres... pero bueno, casi todo entra dentro de lo normal y puedo decir que esta bien, lo veo "relajado" y contento.
MA por otra parte ya ha empezado la cuenta atrás para volver a Reus, en un mes y dos días sabe que cogerá el avión que le llevará a pasar las navidades con su familia, que envidia y que tristeza, pues aquí es la única "familia" que tenemos y cuando lleguen esas fechas supongo que nos sentiremos un poco más solos si cabe... pero estamos muy contentos por él, sabemos lo que es estar separados de la mujer y los hijos, llegar a casa y encontrarla vacía de vida y calor humano... el pobre (aunque no lo diga) debe tener momentos muy duros.

Por otro lado, las noticias que nos llegan desde España de nuestra familia y amigos son buenas, todo sigue igual, todos están bien y los que tenían algún problemilla lo están arreglando. A veces  nos dicen tan poca cosa que tengo la sensación que todo se esta viniendo abajo y que no nos lo quieren decir.... pero seguro solo es una sensación.