Translate

martes, 21 de abril de 2015

SILICON VALEY II

 

Decidí partir la entrada en dos porque en esta segunda entrada quiero hablaros de la visita a la "Winchester Mystery House", en San José. La primera vez que oímos hablar de esta casa fue en una serie llamada "cazadores de fantasmas", y ahora que teníamos la oportunida...

Dicha casa está en San José, en la zona de Silicon Valey. Era casi la hora de comer, pero antes ya que nos pillaba de camino, paramos para hacer una visita. Por supuestísimo totalmente prohibidas las fotos o toma de vídeo, así que os lo cuento: Antes de entrar a dicha casa, se te advierte que no debes de entrar solo, porque si te pierdes, no te aseguran que te puedan encontrar. Winchester House, pertenecía a la familia que fabricaba los famosos rifles Winchester, en concreto a la viuda de William Wirt Winchester, Sarah Winchester.
En un principio era una granja de ocho habitaciones, pero después de la misteriosa muerte de su hija y después de su marido Sarah decide hablar con una médium que le asegura que solo puede salvarse si construye una casa por y para los espíritus, así es como Sarah dedica su tiempo, dinero y vida a construir una casa extraña que estaría en obras durante 38 años con sus días y sus noches, el ruido de martillos y el ir y venir de los constructores era continuo. La casa se iba construyendo según las indicaciones de los espíritus, solo así se puede explicar sus 160 habitaciones, 2000 puertas, 10000 ventanas, 47 escaleras, 52 tragaluces, 2 sótanos, baños falsos... una ventana construida en el interior del piso, escaleras que conducen a ninguna parte, una chimenea que se alza cuatro pisos, puertas que al abrirse sólo dejan ver una pared en blanco, los pilares al revés.  También aparece durante el recorrido una notable obsesión con el número 13: hay 13 baños (al decimotercero se llega subiendo 13 escalones, y cuenta con 13 ventanas), todas las rejillas de desagüe tienen 13 agujeros, muchas ventanas están compuestas por 13 paneles, el pavimento de la entrada está dividido en 13 sectores, y en el dormitorio de Sarah hay un armario con 13 ganchos donde se colgaban 13 vestidos. Los que usaba durante sus sesiones de espiritismo. La lista de otros 13 es larga: 13 cúpulas de cristal, escaleras de 13 escalones, 13 partes en el testamento de la dueña de la casa, que fue firmado 13 veces.(todo esto nos lo cuentan, pues no tienes tanto tiempo...). Nosotros no vimos nada, pero MM estuvo todo el tiempo con el pelo de punta y se la pasó resoplando, jijiji. La verdad es que es muy chula y tiene cantidad de detalles en que fijarse, se hace muy corta la visita, los Jardines igualmente impresionantes y cuidados.

video
Después de descansar un poco visitamos Stanford University. El campus de Stanford  está en medio de un gran parque, en lo que antes fue un rancho,  los edificios de estilo muy californiano: inspirados en la arquitectura de las misiones españolas.  Lo ideal es que te dirijas por el gran paseo que desemboca en la entrada principal: el Palm Drive o Paseo de las Palmeras. Al final del paseo nos encontramos con la archi-conocida entrada principal con su arco, que tantas veces hemos visto en las películas o series. Una vez pasado el arco, hay un patio y al fondo del mismo, está la joya de la corona de Stanford: Memorial Church. Esta iglesia que ocupa el centro del campus. ¿Lo que más me llamó la atención? pues un grupo de jóvenes (que debían ser unos genios) jugando al Quidditch, (para aquellos que no lo sepaís es el juego de pelota y escobas voladoras de Harry Potter). Después de pasear por los jardines decidimos que teníamos bastantes experiencias por un día, así que de vuelta al coche y para casa.