Translate

viernes, 24 de julio de 2015

LLEGAMOS AL FINAL DE LA AVENTURA

Parece que fue ayer, pero ya ha pasado un año. Ha sido un año muy importante para nosotros, trasladarnos a vivir a California ha sido una interesante aventura.
Hemos tenido momentos para todo, los principios fueron muy duros, especialmente al ver sufrir a MH, el tema del idioma la frenó al principio, pero ahora se siente tan segura como en su ciudad natal y además ha hecho grandes amistades que esperamos perduren en el tiempo. Otra cosa es el tema del idioma en nosotros dos, nos vamos a cansar de explicar a familiares y amigos porque no dominamos aún el Inglés, y es que aquí   vive mucho hispano y en todas partes se oye y habla Español...
Si hacemos balance de la historia, gana lo positivo, hemos conocido muchos y diferentes lugares que nunca jamás en la vida creí que podría ver. Nos llevamos diferentes costumbres, unas que me gustaría que quedaran implantadas en mi vida y otras que espero se me olviden pronto...  (a ver quien convence a sus amigos para quedar a las seis de la tarde y que no sea para ir a merendar...).

Ahora mismo estamos con los nervios de como empaquetar un año de nuestra vida (y muchas compras), en el límite que nos imponen las aerolínias, de verdad como me alegra haber jugado tanto al tetrix. Los nervios no solo están en la composición de las maletas, creo que lo peor es el miedo al que pasará cuando lleguemos, ¿cómo continuaremos con la normalidad que teníamos antes?, atrás dejamos trabajo, amigos y familia, que han seguido con su vida sin nosotros, ¿querrán volver a hacernos un lugar en sus vidas?, no sé ahora mismo soy un manojo de nervios, los mismos que antes de empezar tenía por lo nuevo ahora son por si seguirán las cosas en su lugar... No estar con vosotros ha sido lo peor, os hemos echado mucho de menos, suerte del Skype y los wapsaps...

Sobre cosas que contar nos quedan unas cuantas en el tintero, son cosas pequeñas, como todo lo que hemos vivido, pero con algunos diferencias que marcan el color de las historias. Visitamos un cine de la zona, nos habían sugerido que visitáramos el del centro de la ciudad, uno con mucho encanto por los años que tenía, pero optamos por uno en las afueras, con todas las comodidades que se pueda imaginar, asientos reclinables, anchos como para uno y medio, mesilla individual para la bebida y el aperitivo, salas con apenas
 
60 asientos en filas separadas por galerías, ¡muy agradable sesión!.
MH fue invitada por un grupo de Girls Scouts a visitar un parque de atracciones cerca de SF, se lo pasó genial y tardó dos días en recargar pilas, no puedo explicar mucho porque no explicó mucho...

No queríamos marcharnos sin probar algo tan típico como los Yard Sales, (ventas en el jardín o garage de las cosas que ya no te sirven). Tuvimos que buscar un lugar para la venta, puesto que no disponemos de ninguna de las dos cosas, lo hicimos en el aparcamiento de un super abandonado, que resulta que esta en una de las principales avenidas de Modesto. Mucho
trabajo y mucho calor, aunque divertida experiencia que nos permitió ganar un dinerillo y conocer gente nueva.
También hicimos una última visita a San Francisco, para despedirnos de esta ciudad que tanto nos gusta, esta vez recorrimos sus calles con un poco de melancolía...

Y ahora llevo la mochila llena de nuevos planes, nuevas ideas, y muchas ganas de empezar un nuevo cambio, (especialmente en temas de peso...) y no menos ganas de encontrar trabajo, así que ya sabéis cómo poneros en contacto conmigo.
 Ya ha llegado el final de esta aventura, nos ha gustado mucho pero en unos días ¡¡¡volvemos a casa!!!.