Translate

lunes, 16 de marzo de 2015

100 ENTRADAS Y PRIMER AÑO

Esta será mi entrada numero 100, por lo visto hay que celebrarlo y no me extraña, porque se empieza con muchas ganas y prometiéndote a ti mismo que hará una entrada como mínimo semanal, pero van pasando los días y te das cuenta que tampoco tienes tantas cosas que explicar o que
¿a quien puede interesarle lo que cuentes? pero pasan los días y los allegados te preguntan ¿porque no haces entradas nuevas? y por ellos abres el ordenador y te pones a escribir lo primero que te viene a la cabeza, y te das cuenta que lo necesitabas que tenias un montón de cosas que necesitas sacar... Gracias a todos los que me siguen y a los que pasan por estas paginas aunque sea por casualidad.Hace unos días cumplía un año de nuestra primera visita a este país. En marzo del 2014 estuvimos
aquí para la primera toma de contacto y empezar a preparar las cosas para pasar aquí un año. Antes de cumplir los tres meses en América volvimos a nuestro país por lo que pensábamos serían unos días, quisimos aprovechar todo el tiempo al máximo, ver a la mayor gente posible, disfrutar con la familia y amigos cualquier cosa que propusieran... pero lo que pasó es que la cosa se fue alargando y lo que en un principio iban a ser un par de semanas se convirtió en dos meses y pico. La verdad es que nos empezamos a impacientar. No sabíamos en que momento la
empresa nos diría que ya nos íbamos, y eso nos tenia en un estado de alerta y nerviosismo brutal. Pues bien pasado un año nos encontramos en la misma situación pero a la inversa, desde hace tres meses que estamos en una constante espera de que nos digan que podemos ir a visitar nuestro país. Este no saber que pasa es lo que hace que no podamos disfrutar nada. Si tuviéramos que repetir la experiencia  sabiendo lo que sabemos ahora, seguro seria en otras condiciones. Tenemos que tener en cuenta que todo esto al igual que a nosotros también está afectando al resto de nuestra familia. Pues bueno lo dicho que se ha cumplido un año del comienzo de nuestra aventura y a la vez que tenemos ganas que todo termine también nos da pena, (bueno nos quedan como mínimo cuatro meses y medio más) porque sabemos que cuando todo esto acabe y estemos en casa tranquilitos y recordando lo que hicimos y vivimos, siempre habrá el remordimiento de: Tendríamos que haber hecho, ido, dicho o vivido todo lo que en aquel momento pensamos que ya habría tiempo de hacer, ir, decir o vivir... y que dejamos para otro día por no saber. Porque dejamos que ese no saber nos sumiera en este estado de melancolía en el que solo aprecias lo que no tienes y no lo que el momento te da.....