Translate

miércoles, 3 de diciembre de 2014

27 DE NOVIEMBRE

Es la tercera vez que intento escribir este post, espero que sea el bueno. Tengo tantas cosas que me gustaría compartir... 
De momento empiezo por una nueva celebración que pienso instaurar en mi vida, desde este año pienso celebrar el Thankgiving day con mi familia y amigos, creo que es una muy buena manera de celebrar el principio de la navidad (que no creo que sea el motivo de dicha fiesta, pero para mí será uno de los motivos). Es la fiesta oficial  norteamericana y se celebra el cuarto jueves de noviembre. Se llegan a consumir 248 millones de pavos en California, y la verdad, si queréis saber más sobre el origen de la fiesta, lo buscáis en internet...jijiji

 Nuestra primera celebración de thanksgiving day la íbamos a   celebrar al lado de nuestros nuevos amigos Eder y Rocío y  su familia y amigos. También una fecha un poco triste para nuestro amigo, ya que era la última noche que pasaba con sus padres. Después de dos años sin verse en persona y tras haber pasado un mes con ellos había llegado el momento de la vuelta a su querido Bilbao. Un placer conoceros Dorian y José.
Estuvieron trabajando toda la semana y el mismo día empezaron muy temprano a cocinar y vestir la casa para que cuando llegáramos todos sus invitados nos sintiéramos como en casa (cosa que consiguen siempre en todas las reuniones). Estaba todo ¡¡tan bonito!!, y los pobres tenían una carita de cansados aunque se les veía felices de compartir ese momento. Cocinaron tres pavos, tradicional, con piña y bacón y en el smoker. Un jamón al horno, puré de patatas, judías verdes con salsa de queso, corn bread Stuffing,salsa de arándanos, maíz dulce con salsa, ensalada de manzana y no recuerdo cuantas cosas más. Todo regado con una selección de vinos y refrescos variados. Además de un gran buffet de postres: Pudding, pastel de calabaza, bizcocho de plátano y nueces (mi pequeña aportación fueron unos vasitos con pastel de tres chocolates).

Tenían montadas cuatro mesas con centros otoñales, piñas,hojas, pequeñas calabazas y velas en los mismos tonos. Toda la casa iluminada con velas,
(es muy detallista esta chica), ¡me encanta!, igual que cuando entras en el baño, te reciben con una extensa gama de jabón y crema para manos, las pequeñas toallas bien dobladas y perfectamente colocadas y la tenue luz de un centro de velas, ¡precioso!...

Antes de empezar a cenar nos hicieron poner a todos de pie y darnos las manos, formando un gran circulo, a continuación cada uno de los asistentes que así lo quiso dio gracias por las cosas que le habían pasado durante ese año, fue muy emocionante y una experiencia, que si bien al principio me hizo gracia acabé descubriendo que es una detalle muy bonito y enriquecedor para el alma, (también voy a adoptar esta costumbre).
En este momento MM sintió una gran pena, supongo que le vinieron a la mente todas la cosas que ya no podría compartir con su papá, el 27 de noviembre se cumplía un año de su fallecimiento. Todo el día se sintió extraño, por un lado estaba feliz por nuestro aniversario de bodas y por la expectactiva de la cena, pero en el fondo la tristeza no le dejaba disfrutar al cien por cien....
Aaaaah!!! el viernes era el black friday, que por supuesto también disfrute.