Translate

lunes, 4 de mayo de 2015

VISITA A ALCATRAZ SAN FRANCISCO




Hemos tardado un montón de tiempo y un par de viajes para poder visitar la isla que de la prisión de Alcatraz.
Si bien es cierto que puedes conseguir billetes para el mismo día también es cierto que el precio y el horario no es el mismo. Recordaros que en San Francisco hace frío, así que cuanto más temprano vas, más frío pasas. Finalmente conseguimos entradas con tiempo (tres semanas de espera), pero salíamos desde PIERRE 33 a las 11:30. Vigilad que contratáis, pues hay muchas compañías, pero solo una que permite el acceso a la isla nosotros usamos Alcatraz Cruises, muy bien organizado.
Esta vez aparcamos el coche por una zona diferente, cerca del embarcadero. Y quedé impresionada, es totalmente diferente a lo que ya conocíamos de San Francisco,así que me reafirmo en lo dicho en otras ocasiones,¡Mencanta San Francisco!, por más veces que la visite siempre tengo cosas que descubrir. No pudimos ver mucho, pues supongo que gran parte son oficinas y nosotros fuimos en domingo, lo que quiere decir que todo estaba cerrado y casi desierto. Pero tengo que volver.... 

Mientras esperábamos que llegara nuestra hora de embarque y mientras hacíamos cola hubo un momento que nos preguntamos si realmente estábamos en América o en la desembocadura del Ebro, estaba lleno de Españoles, no de hispanoparlantes, no, de Españoles de España...
El viaje hasta la isla ya vale la pena por las vistas. Conforme os alejáis iréis viendo la Coit Tower, ya os hablé de ella en la primera entrada de San Francisco, es aquella torre que hace tiempo que esta en "obras" (no tienen dinero para acabarla),

y al poco tiempo de navegación tendréis una perspectiva alucinante de la ciudad de San Francisco a popa y del Golden Gate a babor. Por fin llegamos a la isla, el ferry aminora y se dirige al amarre. "USTED TIENE DERECHO A RECIBIR COMIDA, ROPA, ALBERGUE Y ATENCIÓN MÉDICA. CUALQUIER OTRA COSA QUE RECIBA ES UN PRIVILEGIO". Reglas y reglamentos de la prisión de Alcatraz,en 1934.  Una vez en la isla, mediante unos auriculares que te dan (incluidos en el precio),  te van narrando de una forma muy entretenida la historia de la antigua cárcel mientras caminas por ella. He olvidado comentaros que es un parque nacional, así que como en las otras ocasiones no os sepa mal pagar el precio, de verdad vale la pena.  El paseo con audífonos en español nos describe tanto el lugar, la historia de sus motines y su fuga, como la vida diaria de los presos. La prisión está ambientada



 
con los sonidos habituales de la operación de estos lugares. Eso le da un toque fantasmagórico al tema, con pasillos vacíos pero el sonido de rejas que se cierran a tu paso. Comienzas en el sótano, lugar donde llegaban los presos y se duchaban. En la planta baja aprecias las diferentes galerías de tres pisos. A los presos que acababan de ingresar los paseaban
desnudos por la avenida principal de la prisión llamada por los reos Broadway.
 

El acceso al patio exterior tiene unas vistas alucinantes de San Francisco y te da un poco de aire en mitad de la visita, pues el ambiente claustrofóbico de lo que había sido esa prisión ya comienza a contagiarte a estas alturas del recorrido. También visitamos las celdas de castigo y la biblioteca, la zona de los guardias y el despacho del alcaide. Por todas partes habían fotos y carteles con explicaciones y hechos históricos ocurridos en el lugar. Al final del recorrido tube que buscar a los compañeros de viaje pues los había perdido en la visita. Las audioguías hacen que la visita a la cárcel sea individual y en bastante silencio, cada uno va a su rollo, disfrutando de la explicación, perdiéndose por sus rincones.

Al acabar la visita comimos en el exterior, y esperamos al siguiente ferry, para volver a Pierre y aprovechar para pasear por allí y visitar esa zona desconocida para nosotros. Deciros que esta lleno de esculturas en la calle, visitamos un pequeño museo de la ciencia, y nos hicimos fotos en el arco de cupido.