Translate

miércoles, 1 de octubre de 2014

DESPUÉS DE LA TEMPESTAD VIENE LA CALMA

Este fin de semana, después de unos días muy duros,  decidimos que MH tenia que tener un respiro, y disfrutar un poco, así que le dijimos que invitara a una amiga para ir al John's incredible pizza, (creo que en otro post ya os hable del lugar) un mega salón recreativo para niños que dispone de un buffet con la comida que más gusta a los niños (y no tan niños).




Invitó a la vecina de al lado, que parece que es con quien más congenia, pero resulta que sus padres la tienen en un continuo castigo, no va bien en la escuela, y no les pareció bien. Así que usamos otra táctica, le hicimos una invitación de santo, y su madre no pudo resistirse, jijiji... Salimos de casa a las 16.00  y volvimos a las 22:00. Se lo pasaron súperbien, y llevaban un subidón de azúcar, jajaja, no paraban de reír y jugar, tanto es así que decidieron seguir con la fiesta en casa, se quedó a dormir (previo permiso de sus padres). Por la mañana tuvimos la oportunidad de hablar con la familia vía Skype, y MH aprovechó para presentar a su amiga, cosa que le hizo mucha gracia. 




MM y yo tuvimos que salir, no sé si os he comentado que intentaron robarme la bici y que a los pocos días se me rompió el cambio de marchas, ¡que desastre!, así que nos fuimos de ruta a ver si conseguíamos el recambio. Las dos niñas decidieron quedarse en casa jugando. Al mediodía Jailin (así se llama la vecinita), aún estaba en casa, así que para comer: nuggets y frenh fries, si no no come nada, es mala comedora... pero es que por la tarde seguía en casa, incluso me pidieron que les hiciera pop corn y les pusiera un película, se la tragó entera y eso que estaba en español... más tarde las obligamos a que fueran a jugar al jardín un rato. Finalmente su mamá sobre las 20:00 tuvo que venir a buscarla.
MH estaba radiante, se lo había pasado muy bien y estaba feliz. Nosotros agotados de tanto desgaste de energía (la de ellas) pero también contentos de verla reír.
Pero llegó el lunes, y por la tarde volvía a sentirse sola, su amiga sigue en el perpetuo castigo. Otra vecinita mexicana, compañera de clase que hace unos días que se ha trasladado a vivir en nuestros apartamentos, no sale de casa y por las tardes cuida a sus hermanos pequeños. El resto de niñas de los apartamentos tampoco las vemos por aquí, igual, como son más mayores tienen más deberes...
Tengo que buscar algo para hacer  con ella por la tarde, pero es que por aquí cerca (que podamos ir a pie), no hay nada. Le he propuesto ir a caminar o en patinete o en bici, pero dice que hace calor o que no tiene ganas. Ayer le propuse apuntarla en un grupo de judo y me dijo que ni de coña. Pero es que la veo así, aburrida y perdiendo el tiempo, que me sabe muy mal, pero no se que hacer.... creo que esta preadolescente total y ni ella misma sabe lo que quiere... Al final empezaremos con el curo de Reus de catalán, castellano y mates. Tendrá que estudiar más pero al menos hará algo.