Translate

jueves, 13 de marzo de 2014

PREPARAR MALETAS

Una vez empezada la cuenta atrás y tener la casa, los pasaportes, las últimas compras y las tres mil cenas, comidas y desayunos de despedida hechas, toca pensar en preparar las maletas, solo queda el domingo y el lunes para prepararlo todo, pero con la tranquilidad que me caracteriza, "ya lo haré", "tengo tiempo", "primero tengo que recoger la cocina, tender la ropa de la última lavadora (necesito ese pijama), cambiar las sabanas, cepillar a mí gato....... hacer unas últimas visitas....

Bueno..... domingo por la tarde, empezaré con las de Ariadna que tengo claro lo que tengo que meter, creo que esta chaqueta no te vale, pruébatela, y este pantalón?, pruébatelo, al final.... una bolsa del supermercado que todos conocemos merc.... llena de ropa para mi sobrina Iraia. Vamos con la de Antonio, de la ropa del trabajo no quiero saber nada, te ocupas tú. A última hora: necesito esta ropa de ir por casa, esta chaqueta y estos pantalones (todo para lavar...  ggrrrrr). Bueno la hora de la cena, mañana sigo con las mías...
Lunes: mientras Antonio hace unos recados yo hago un último repaso a la casa. Cuando llega tenemos que ir al banco, decidimos ir a comer fuera de casa para no enredar la cocina, cuando llegamos tengo que echarme la siesta reglamentaria, "después haré mis maletas..."  al despertar quiero empezar con ello pero empieza a llenarse la casa de gente, con lo que decido que haya quien haya empiezo, después de 3 horas HE TERMINADO!!!!!!!  MALETAS HECHAS.
 Justito, justito pero terminadas, tengo que decir que una de las llamadas de despedida recibidas me relajÓ bastante, ya que me dijo que si no tenia las maletas hechas a tan poco tiempo de marcha (un dÍa y medio), es porque soy una persona muy inteligente y con gran facilidad para la organización, ja ja ja, que poco me conoce, pero MUCHAS GRACIAS MONTSERRAT.